AHÍ ABAJO, Gonzalo Zalaya y Víctor Blanco

ahi abajo twitter

Algo se oculta ahí abajo, en el mar. Algo que ya hemos olvidado, pero que no se ha olvidado de nosotros. Guerreros de todos los confines del mundo han sido capturados y llevados al lugar más oscuro y terrible de la tierra: las profundidades abisales donde reinan los antediluvianos Suxeanohr. Griegos, egipcios, olmecas, asirios, eslavos, todos deberán luchar por su vida y, entre ellos, Ragmunk el inuit y Fáelán el tuatha de Danann. Han empezado los sangrientos juegos del Arconte Soodrue y tú has sido invitado a contemplarlos. Contén la respiración, pues vas a sumergirte… ahí abajo.

La obra se nos presenta como una invitación a unas macabras olimpiadas cuyos participantes se ven arrastrados a representar a su civilización lo mejor que puedan. Los tritones, unos seres sometidos mental y físicamente por los Suxeanohr, se encargan de capturar a todos aquellos que se pierden en el mar y pueden ser aptos para entretener al público.

portada-ahi-abajo

La acción se sitúa en la ciudad submarina de Endeem-Jalan-Wyr, una suerte de Atlántida protegida por una cúpula mágica y gobernada por los Suxeanohr. Éstos son unos seres gigantes cuyos poderes mentales les asemejan a los dioses.

A medida que se acercaban, la esfera brillante les revelaba su precioso contenido, mostrándoles dorados capiteles, colosales pirámides, avenidas, zigurats y foros. Todos los edificios guardaban una perfecta armonía en sus motivos, alzados en los días antiguos por la raza de gigantes que habitaba en su interior.

atlantida-mini

Durante el primer tercio de la obra se nos pone en situación y conocemos, a grandes rasgos, el contexto de la misma. Hemos de esperar hasta el segundo tercio para que empiece la acción de verdad. Eso sí, una vez empieza, el ritmo de la novela se dispara. Es en las escenas de acción donde los autores despliegan sus mejores artes. Los combates y las pruebas se van sucediendo logrando que pases las hojas casi sin darte cuenta, ávido de sangre.

A medida que paraba, fintaba y mutilaba, una pregunta se formuló en su nublada mente: ¿cuáles eran exactamente las reglas de aquel juego y qué hacía allí? Entonces se dio cuenta de que los hombres que se mataban en la arena tenían asignado un color.

Entre sangría y sangría (de sangre, no de vino; esa ya la tenéis que poner vosotros) descubrimos que algunas de las criaturas marinas que pueblan ese lugar intentan rebelarse, ya sea por odio o por lograr escapar de la férrea opresión de los Suxeanohr. A pesar de que es una trama de la historia que avanza sin pena ni gloria, da lugar a un combate final digno de un buen relato de espada y brujería.

La guerra no consiste en llegar primero, sino en llegar en el momento adecuado. Eso bien lo sabía Fáelán. Había visto morir a héroes más diestros que él, empachados de bravura. Así era la vida y la muerte, una simple cuestión de capricho.

s-l300

Entre todos los personajes que se nos presentan, Ragmunk el inuit es mi favorito, quizás por ser uno de los que más se desarrollan a lo largo del relato. Es un cazador esquimal con un profundo apego a la naturaleza, de la que parece haber obtenido algunos dones. Es una mota de serenidad y bondad en un relato lleno de violencia y crueldad que logra conquistar tanto al resto de personajes como al lector. Él hace lo que tiene que hacer porque está en su naturaleza, pero no por ello lo disfruta.

Esquivó una última ola y, tras comprobar que su arpón estaba en perfectas condiciones, lo arrojó con la precisión de años de entrenamiento. El impacto sobre el lomo de la ballena desató un chorro de sangre que tiñó las cristalinas aguas del Ártico. Estuvo tentado de sonreír, pero se contuvo, porque habría faltado al respeto a la madre ballena.

Ronin_Shanou

En definitiva, estamos ante un relato largo (que no novela corta) de espada y brujería que traslada las características del género al mundo marino. Si confiáis en la palabra de este ronin, os aseguro que si os gusta la acción y los horrores marinos disfrutaréis de Ahí abajo. Si buscáis algo más que violencia, posiblemente os sepa a poco.

El mar siempre será un misterio para el hombre, por mucho que éste crea haberlo hollado.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s