Entrevista a Jorge Fernández Pérez

Nuestro deambular por los caminos del shogunato nos ha traído a la nueva villa de Hiboria. Su daimio, Jorge Fernández Pérez, nos recibe con honor, sentado sobre sus talones y con una taza de chá para nuestras manos, frías del camino. Pero poco sabemos de él. ¿Quién eres, joven señor, y por qué regentas esta villa?

Sed bienvenidos, honorables ronins. Soy un simple espadachín errante que ha soñado durante mucho tiempo con regentar su propia villa. Se trata de un proceso lento y costoso que, al fin, me he lanzado a emprender lleno de ilusión y ganas de trabajar.

La idea de Editorial Hiboria surgió como un paso más en mi afán de adentrarme en los caminos, oscuros en ocasiones, pero siempre fascinantes, de la literatura fantástica. Pretendo colaborar con autores de calidad que busquen hacerse un hueco en este mundo y, tal vez, entre todos, fomentar este tipo de literatura que nos apasiona.

 

Jorge Fernández Perez
El daimio Jorge Fernández Pérez

 

Entre lo poco que sabemos de tu nombre, se cuenta tu habilidad con la espada. Muchas batallas tuyas se han narrado ya entre campesinos y señores. ¿Cuáles son tus favoritas y por qué?

Así es. Soy uno de tantos guerreros anónimos que tratan de hacerse un nombre poco a poco. Me he enfrentado a horrores cósmicos, a criaturas de ultratumba, a bárbaros despiadados… Siempre he intentado hacerlo con honor y aprender de cada batalla para mejorar en el futuro.

Recuerdo con cariño todo lo que he escrito, si bien es cierto que, cuando releo mis primeros relatos, a veces me echo las manos a la cabeza. No sabría quedarme con una sola historia, pero estoy muy contento con la acogida que está teniendo la última que se ha publicado, Todo sigue igual. Se trata de un relato que mezcla género detectivesco con ciencia-ficción sin mayores pretensiones que entretener un rato. Está ambientado en un universo típico de space opera con ciertas similitudes estéticas con los años treinta y cuarenta del siglo pasado y lo ha editado Pulpture en su colección Historias cortas de intensa ficción.

El camino del bushido se divide en muchas sendas. La técnica que se aprende en cada una de ellas es distinta. ¿Cuál es la tuya?

Como ya he comentado, mis pasos me han llevado a infinidad de lugares. En ellos he conocido a numerosos guerreros con técnicas bien definidas, con elementos que he intentado incorporar a la mía. Siempre trato de aprender cosas nuevas, tanto de los grandes maestros como de espadachines sin fama.

Me gusta pensar que mi estilo se caracteriza por la sencillez sin caer en la simpleza, por la linealidad evitando la previsibilidad, por la reflexión alejada de la pretenciosidad y, sobre todo, por el respeto hacia el lector. Creo que los lectores son personas inteligentes que saben leer entre líneas, atar cabos, detectar los errores del escritor… El considerar a los lectores a nuestro servicio, y no al contrario, me parece un pecado capital que todo autor debería evitar.

Buen señor, es bien sabido que no siempre es fácil batallar y gobernar a la vez. ¿Por qué decidiste combinar la espada y el mando?  ¿Qué has aprendido de ambas ramas?

Desde luego que no lo es, y a esa lista añadiría observar batallas ajenas. Creo que un buen gobernante debe estudiar la historia, curtirse en mil batallas y permanecer siempre en primera línea. Aún estoy lejos de llegar a ser un gran guerrero, pero quiero tratar de aplicar la experiencia que he adquirido como espadachín a la gobernanza, y viceversa.

Durante años, mis estudios (Traducción e Interpretación) me han enseñado a construir textos coherentes, a conocer, detectar y corregir fallos de diversos tipos y a recurrir a recursos útiles en caso de duda. En definitiva, a no ser capaz de leer un texto sin hurgar en sus entrañas. Esto, combinado con una imaginación que siempre me ha susurrado historias fantásticas, me llevó a la escritura. Hasta ahora, la experiencia ha resultado muy positiva, he aprendido mucho y conocido a gente estupenda. Así pues, la idea de probar suerte con la edición independiente se formó poco a poco en mi cabeza… y aquí estoy. ¿Qué he aprendido de ello? Por ahora, a corregir con tenacidad, pero desde el máximo respeto a los autores.

 

Hiboria
Escudo de la villa de Hiboria

 

Hablemos de gobernanza. ¿Cómo es la villa de Hiboria? ¿Cuántos consejeros tiene y quiénes son? ¿Qué podemos encontrar en ella?

Como habéis podido comprobar, esta villa es muy pequeña, poco más que un conjunto de cabañas en medio del bosque. A decir verdad, todavía está en construcción. Yo me encargo de la gobernanza, no sin los inestimables consejos de algunos aliados que han tenido a bien apoyarme desde el inicio. Entre ellos se encuentran mi novia, cuya condición no hace que sus críticas sean menos sinceras, y Jorge Plana y Cris Miguel, de la vecina villa de Pulpture. Ellos están entre las primeras personas que conocieron este proyecto y sus inestimables consejos me han ayudado a superar más de un obstáculo.

Editorial Hiboria se dedica a la narrativa de terror, fantasía y ciencia-ficción en formato electrónico. Además de esto, en la página web se publican periódicamente artículos y entrevistas, y ofrezco servicios de lectura, revisión y traducción a todo aquel que desee publicar por su propia cuenta. Aprovecho para hacer un llamamiento a todos los escritores que busquen editorial para su manuscrito, que quieran escribir artículos sobre los temas que he mencionado o que necesiten estos servicios.

¿Cuántos espadachines tienes a tu servicio? ¿Piensas conseguir muchos más, o prefieres un reducido cuerpo de élite? ¿Qué les caracteriza?

Mis espadachines son pocos, pero fuertes y leales. Recibo a todo el mundo, pero no busco formar un gran ejército, sino un cuerpo de élite formado por guerreros de estilos diferentes que se complementen.

Hasta ahora he publicado un artículo de un colaborador externo, Íñigo Bolao Merlo, en la página de la editorial. Algunos más ya han sido seleccionados para aportar su granito de arena de esta forma o con sus obras de ficción, pero prefiero mantener sus nombres en secreto… por ahora.

inigobolao
Íñigo Bolao Merlo, espadachín de Hiboria

Por último, antes de despedirnos, dinos señor: ¿Qué planeas hacer en el futuro, tanto en el gobierno como en el campo de batalla?

Desconozco lo que me depararán mis futuras aventuras, pero sí sé por dónde irá mi camino inmediato. Muy pronto lucharé en cierta batalla junto a varios espadachines a los que admiro, lo que me llena de orgullo. También espero mostrar las fuerzas de esta villa lo antes posible.

Mis relatos seguirán apareciendo en diferentes medios, como de costumbre. Los próximos serán de terror y de espada y brujería, y uno un poco más largo que pretendía ser de terror, pero al final no sé ni cómo clasificarlo. También tengo escrita una novela corta desde hace bastante tiempo. No puedo dar muchos detalles, pero diré que está en proceso de corrección por parte de una editorial. Aún no sé cuándo verá la luz.

En cuanto a Editorial Hiboria, espero empezar a publicar libros digitales en febrero o marzo. Los ronins literarios os merecéis una primicia: la primera publicación será una fantasía juvenil, pero que hará las delicias de quienes crecimos en los años ochenta y noventa gracias a sus muchas referencias culturales; la segunda será un libro de aventuras con un toque steampunk muy interesante. ¿Sus autores? Por el momento no voy a desvelar ese dato, pero sus nombres os resultarán familiares. ¡Ah! Y también pretendo plantear cierto reto a quienes colaboren conmigo de un modo u otro (podéis daros por aludidos, ronins), así que reitero mi llamamiento anterior.

Muchas gracias, Jorge Fernández Pérez. Tu hospitalidad será recordada. Enciende un incensario en nuestro Buda y que su sabiduría te guíe. 

Gracias a vosotros, honorables ronins. Ha sido un placer, y pido disculpas por lo críptico de algunas de mis respuestas. Comprenderéis que mis fuerzas han de permanecer ocultas hasta que llegue el momento preciso.

 

Si queréis visitar la villa de Hiboria, sólo tenéis que tomar esta senda, caminantes.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s