Reseña de Concurso Ronin: EL GRIAL DE LOS VAMPIROS

Esta reseña no ha sido escrita por los administradores del blog, sino por un lector que participa en el I concurso de reseñas ronin. POR FAVOR, NO TE OLVIDES DE VOTAR para ayudarle a conseguir un lote de 15 libros.

Los pasos para votar están al final del post.

Título: El Grial de los Vampiros

http://www.svenbooks.com/wp-content/uploads/2013/10/llibre-grial1.jpg

Autor: Milos de Azaloa.

Sinopsis: El grial de los vampiros es una novela negra donde el vampiro Jack Zimmer, El Taxim, tal y como lo llaman algunos de sus amigos,  se ve involucrado en un oscura trama a raíz de la aparición de una nueva droga para vampiros llamada Bloom, que abre la mente y aniquila a los de su raza de una manera fulminante. Junto a la vampiro Annabel y otros personajes de su misma ralea, se enzarzarán en una lucha con los de su especie que dividirá a la raza de los chupasangres.

Con un estilo que emula a las viejas novelas pulp, Milos Terze de Azaola relata una novela de temática oscura donde mezcla el vampirismo con la novela negra y somete al lector a continuos viajes en el tiempo, donde los clanes vampíricos más antiguos de la historia sobreviven hasta la época moderna y se funden con la sociedad actual.

Editorial: Sven Jorgensen.

Número de Páginas: 226.

El Grial de los Vampiros es una historia que gira, como se puede leer en la sinopsis, alrededor de un antiguo vampiro apellidado Zimmer que se ve envuelto en un problema de drogas vampíricas que desea desterrar, al contrario que muchos de sus compañeros más jóvenes y alocados.

La impresión que nos llevamos es que se trata de un libro con una base entretenida y que podría ser interesante si se tratara de la forma adecuada, pero escrita demasiado pronto. Con esto queremos decir que se nota que don de Azaloa es un escritor que acaba de estrenarse y que todavía no domina la narrativa de sus historias; el ejemplo más claro es que, ya que desde la primera página, se nos presentan largos párrafos explicativos sobre los personajes en lugar de hablarnos de ellos poco a poco y sin prisa. Da la sensación de estar leyendo ficha tras ficha, más que una novela, cuando se van pasando las páginas y entran más y más jugadores en escena —o no entran, pero se los nombran y se les dedica la consiguiente ficha de personaje que nos habla de su pasado y curiosidades variadas que, en general, no son relevantes para la historia—.

Se nota que don de Azaloa ha investigado con entusiasmo a los vampiros de todo el mundo porque no repara en palabras para hablarnos de sus nombres, de sus características y su devenir histórico —de tanto en tanto no respeta los mitos o añade detalles propios para dar un poco de más agilidad a la novela—. Es un entusiasmo típico del principiante, que quiere demostrar lo mucho que ha trabajado en su obra y por eso llena los capítulos de información que no es realmente necesaria y que sólo dificulta el texto al intentar que nos aprendamos datos intrascendentes.

Portada-Grial-epub

El gran problema es que, a pesar de la cantidad de información con la que se nos bombardea, no hay mucho que contar sobre los personajes durante la historia.  Zimmer, puede pasar por un vampiro de tres mil años pero, al mismo tiempo, presenta una serie de contradicciones y rasgos confusos que malogran su caracterización. Por ejemplo, don Azaloa trata de imprimir un tono confiado y  chulesco a Zimmer que no encaja en una situación que debería ser trágica, lo que nos ha llevado incluso a preguntarnos si no estará hecho a modo de mofa. Por otra parte, no empieza a perseguir el negocio de la droga hasta que la historia lo pide, a pesar de que todos dicen que es un vampiro tradicional y que habría quemado locales de haberse enterado, ni muestra el suficiente orgullo por su raza como para escudarse en que todo lo que hace, en teoría, para salvarla. Su trama personal, además, gira en torno a un amor perdido, que se desarrolla tarde y de forma atropellada.

Queríamos comentar que Annabel es una vampiresa que desprecia a Zimmer y que apenas aparece en una escena durante las primeras páginas, sin volver a tener un papel relevante, por lo que incluirla en la sinopsis no tiene demasiado  sentido (como lo de los continuos viajes en el tiempo, que de continuos no tienen nada).

El resto de personajes pasan desapercibidos. Son muchos, muchísimos, clasificados según su clan y poco más. Solo unos pocos están lo suficiente caracterizados, por sus aficiones o profesión, como para recordarlos durante la lectura en sus apariciones, pero no aportan demasiado a la trama.

Hay algo más que queremos aclarar: esta es una historia de vampiros. Única y exclusivamente de vampiros. Los pocos humanos que aparecen son denigrados y estúpidos (por no ser vampiros). La sociedad vampírica es secreta (una pena), aunque ellos no se preocupan por esconderlo. En este sentido, la ambientación y el contexto están vagamente construidos y necesitan mucho más trabajo.

Sin ir más lejos, algo que no hemos terminado de entender es por qué todos los vampiros están tan obsesionados con el sexo —y por alguna razón que no se revela es que «ellas» son más promiscuas—. Una de las pocas escenas que de verdad apreciamos fue una breve pausa en la que Zimmer hacía una vida normal, acompañado de sus amigos y uniéndose a sus obvies, aunque fuera para demostrar que él no tiene ninguno aún con tres mil años a sus espaldas, porque por fin se tocaba algo que no fuera resumen narrativo y forjaba vínculos de verdad con sus compañeros.

En cuanto a la historia en sí, debería haberse pulido más. No sólo la ejecución es algo pobre y descuidada, como ya hemos comentado, y avanza a trompicones, sino que el tema central cambia hacia las últimas cincuenta páginas. Tuvimos la sensación de que se había llegado a un punto muerto del que don Azaloa parece que no sabía salir. Pasamos de un eje, un punto concreto, un objetivo final, a otro completamente aleatorio y sin sentido alguno para alargar el final y la historia. Lo malo de esto no es el recurso en sí, sino la ejecución. Lo cual nos lleva a tratar el tema de la escritura, que necesita ser bastante pulida. Abundan las explicaciones jocosas entre paréntesis, incluso cuando podemos deducirlas por el diálogo de los personajes, que recargan unos pasajes ya de por sí largamente explicativos. En sí no es una lectura terrible, pero necesita urgentemente una revisión. Si se recortaran buena parte de las explicaciones y se respetaran más oraciones, pues también hay algún que otro problema menor de puntuación, la lectura sería mucho más fluida y entretenida de leer.

Así pues El Grial de los vampiros necesita más atención y más confianza en que la historia que cuenta se explicará por sí sola, mediante diálogos y pequeñas intervenciones del narrador.

 

 

Para votar por esta reseña, por favor sigue estos pasos:

Cualquier usuario de twitter puede votar. Para ello es necesario elaborar un twit con el siguiente contenido:

1 Título de la novela en mayúscula.

2 Mención a @roninliterario y la editorial (en este caso, @svenbooks)

3 Link a la reseña

Gracias a los participantes y a los que votáis por ayudarnos a difundir Literatura nacional de género.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s