Reseña de Concurso Ronin: LA HAMBURGUESA HUMANA

Esta reseña no ha sido escrita por los administradores del blog, sino por un lector que participa en el I concurso de reseñas ronin. POR FAVOR, NO TE OLVIDES DE VOTAR para ayudarle a conseguir un lote de 15 libros.

Los pasos para votar están al final del post.

 

Hablar sobre ZOMBIS es como hablar sobre Dios… más o menos.

Al no poder agarrarte a nada tangible, porque la fe se puede comprar pero no se puede tocar, uno se ve obligado a columpiar sus argumentos en el inabarcable terreno del imaginario colectivo. Y eso, atreverse a hablar de lo que no existe pero todo el mundo conoce, es algo que no está al alcance de cualquiera. Porque vendedores de humo (que no estanqueros) hay muchos, contadores de fábulas unos cuantos, pero autores humildes que no nos quieran vender “su verdad”… seguramente escasean.

No sé si Ricard Millàs, autor de esta Hamburguesa Humana al que no tengo el gusto de conocer, llevará o no llevará sotana en su vida cotidiana, pero a pesar de conocerse la Biblia Z como si la hubiera estudiado en la Facultad, hace gala de una honrosa humildad que acaba siendo el punto más favorable de su compendio de relatos: 23 píldoras de carne desgarrada que culminan como postre con una novela corta dividida en 18 mordiscos.

La-hamburguesa-humana-Ricard-Millàs

Millàs no nos quiere hacer creer en ningún momento que este submundo lo ha inventado él, ni siquiera nos intenta convencer de que ha construido algo innovador. Por el contrario, demuestra sin alardes ni pretenciosidad que conoce a fondo la cultura popular que cimienta su obra y que domina los mecanismos del mundo Z que retrata. Además, se introduce en esos mecanismos con la pasión de un joven estudiante de anatomía capaz de humanizar cada célula y tratarla con cariño.

La novela se compone en su primera mitad de 23 relatos cortos, de los que algunos se hacen más “cortos” que otros. Me explico. Encuentro ciertamente difícil de conseguir que compartiendo autor y temática, la obra general acabe resultando tan redonda como para afirmar que todos los relatos son geniales. No lo son. Todos no. Los hay muy buenos, los hay curiosos, los hay reiterativos, los hay sorprendentes… pero lo bueno de su longitud es que ninguno te aburre. Y al final es cuestión de gustos, con lo cual sería una pérdida de tiempo decir cuáles me han gustado más o cuáles me han dejado indiferente.

Podría incidir únicamente en los aspectos menos positivos de la obra, en lo que encuentro mejorable (como una edición que por momentos parece un pelín descuidada, con ciertas erratas que no debieron pasarse por alto; o el hecho de que el conjunto parezca un poco deshilvanado), pero me decanto más por reforzar aquello que me ha entusiasmado: el trato que Millàs le da a los protagonistas de La Hamburguesa Humana, el mimo con el que los describe. El autor no adopta un único punto de vista, juega de una manera inteligente a situarnos en el lugar que conviene a cada relato. No juzga ni victimiza. No se conforma con recostarse en esa apolillada hamaca donde los buenos y los malos están perfectamente delimitados.

Aquí todos son buenos. Porque los malos son los otros.

Unos protagonistas luchan por sobrevivir sin ser pasto de los zombis y otros luchan por adaptarse a su nueva condición de come-humanos, pero a todos ellos les rodea un aura de aceptación que resulta refrescante para el lector, que no debe esforzarse por entender el mundo que se relata y simplemente se deja llevar por él con naturalidad.

Para no recargar esta reseña, voy a destacar solamente uno de los 23 relatos, concretamente el que lleva como título “eZcritor”: para mí no le sobra ni le falta nada. Son las reflexiones post Holocausto Z de un escritor al que le pilló el fin del mundo en el momento menos oportuno. Contiene en unas poquitas y divertidas páginas todo el cinismo y toda la resignación que impera en el conjunto de relatos, y de alguna manera resume la esencia de esta hamburguesa que se come con los dedos.

Mención aparte merece “Instrumental Quirúrgico”, la novela corta que ocupa la segunda mitad del conjunto. La guinda que corona este pastel de carne.

En el prólogo que escribe el propio Ricard Millàs nos cuenta que escribió “Instrumental Quirúrgico” antes de materializarse el conjunto que llegó a convertirse en libro. Y la verdad es que parece todo lo contrario, porque da la impresión de que esa novela corta es la evolución lógica de un extenso trabajo de ensayo-error a través de los demás relatos.

Cuando llegué a esa parte, debo confesar que ya me sentía ligeramente saturado de los dichosos zombis y los dichosos humanos viviendo en un mundo de zombis… Me preguntaba qué más le quedaba al autor por contarnos, qué necesidad había de seguir “escuchando” su homilía apocalíptica… y entonces me encontré con Dolores y Zacarías. Y sobre todo encontré lo que ni siquiera sabía que buscaba: una historia.

Ahora ya lo puedo decir: “Instrumental Quirúrgico” está muy bien. Es una novela tan corta como sucia y perversa, repleta de momentos que sorprenden, situaciones que divierten y actos que asquean. Pero incluso estos dejan un poso.

Y ése es el mayor logro de Millàs para mí, que con ese prolongado acto final, consigue dejarte la sensación de que todo lo anterior era mucho mejor de lo que posiblemente sea.

 

Para votar por esta reseña, por favor sigue estos pasos:

Cualquier usuario de twitter puede votar. Para ello es necesario elaborar un twit con el siguiente contenido:

1 Título de la novela en mayúscula.

2 Mención a @roninliterario y la editorial (en este caso, @svenbooks)

3 Link a la reseña

Gracias a los participantes y a los que votáis por ayudarnos a difundir Literatura nacional de género.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s