COBURN, Pablo García Naranjo

Tercera novela de Pablo García Naranjo y tercer trabajo publicado en Tyrannosaurus Books.

COBURN es una novela corta, de rápida lectura, que continúa con el estilo personal que su autor inauguraba con Laguna Negra: literatura de entretenimiento, construida con conocimiento de causa del género en que se mueve, y cuyo rasgo formal más distintivo es, en mi opinión, la incorporación del lenguaje cinematográfico.

9788494425431
Coburn es una historia de éxito: el buen trabajo empieza ya desde la portada.

Vamos con el argumento. El título de la novela coge prestado el sobrenombre de un asesino a sueldo, que roza la cincuentena. Como tal se encuentra ya en horas bajas “el último nombre de una larga lista” de tipos que matan sin hacer preguntas. Se insiste mucho en la idea del perro viejo, traducción o adaptación que el autor hace del término inglés underdog.

Underdog es un término usado en el mundo angloparlante, especialmente en política o deportes, para referirse a una persona o equipo que tiene pocas posibilidades de ganar un torneo, elección, debate, etc. (Wikipedia)

Efectivamente, Coburn es a todas luces un perdedor. Alguien con muy pocas posibilidades de ganar el juego de muerte que nos retrata la novela. Este punto constituye el principal encanto del personaje. El concepto de perro viejo, que ya no sirve, que estorba y debe ser sacrificado, se va repitiendo a lo largo de la novela como la letra de un blues desgarrado.

Coburn está descrito muy sucintamente, para reforzar esta idea de hombre anónimo. Cada lector le dará la cara que quiera; yo me lo imaginé como Charles Bronson
Coburn está descrito muy sucintamente, para reforzar esta idea de hombre anónimo. Cada lector le dará la cara que quiera; yo me lo imaginé como Charles Bronson

Pero pronto comprobaremos que Coburn, un asesino que ha conseguido cumplir los cincuenta años en su profesión, y por seguir con las referencias caninas, no es hueso fácil de roer.

La primera parte se desarrolla en Nueva York, con un telón de fondo del hampa de esta ciudad, mafiosos italianos y judíos conviviendo en un mismo estanque porque no les queda más remedio.

Los matones de la primera parte de la novela tienen ese toque humano. a veces chapucero, de los mafiosos de GOODFELLAS
Los matones de la primera parte de la novela tienen ese toque humano, a veces chapucero, de los mafiosos de GOODFELLAS

La novela nos mete en plena acción: tiros, amenazas, sangre, llanto y arrepentimientos; un día como otro en la vida de Coburn. Los acontecimientos harán que el asesino sea contratado por la persona más insospechada. Su siguiente trabajo es en Los Ángeles, donde debe encargarse de los asesinos de una joven que se fue allí con la maleta llena de sueños.

raymondchandlerJamesEllroy (1)

Pablo García Naranjo conoce bien Los Ángeles, y creo que sus guías tanto en la ciudad como el género negro, han sido estos dos grandes autores. Recordad que no solo son dos genios del género negro, sino que ambos centraron sus novelas en la misma ciudad donde sucede la mayor parte de la trama de COBURN.

De Chandler, toma esa manera de caracterizar los secundarios rápidamente, a través de sus vicios, mediante un par de frases. También el tono, entre ingenioso y resignado, del protagonista. POor último, la conexión entre el mundo del crimen y el de la alta sociedad de Los Angeles, concretamente en esta novela y como en La Hermana Pequeña, es el mundo cinematográfico.

Coburn, al igual que esta novela del genio Chandler, hace hincapié en el falso brillo de Los Ángeles y en la sordidez que rodea el mundo del cine.
Coburn, al igual que esta novela del genio Chandler, hace hincapié en el falso brillo de Los Ángeles y en la sordidez que rodea el mundo del cine.

De Ellroy, la corrupción policial, el mundo interior de los sus personajes, sus intentos de redención a través de una Beau Geste. Por otro lado, lo sórdido de la trama (Coburn no es apta para lectores sensibles) y la descarnada violencia de sus escenas.

“El espejo llevaba roto desde el sesenta y nueve y Coburn se entretuvo, como era costumbre, en unir los fragmentos de su rostro en los vidrios quebrados.” 

Otro de los rasgos que me han gustado en Coburn, es como el autor juega con el rostro y la identidad del personaje. Una idea que, igual que la del perro viejo, va repitiéndose en diversos puntos de la narración para transmitirnos la realidad de este asesino a sueldo: un hombre sin hogar, sin familia, sin amigos, y por tanto un hombre sin rostro, sin identidad: Coburn no es nadie.

11056882_1041687062530316_8985357210334230519_n
COBURN no es nadie, pero no podemos decir lo mismo del autor de la novela, que se ha ganado el respeto de este ronin gracias a su trabajo.

La novela me ha durado dos días y porque me he obligado a ralentizar el ritmo de lectura: creo que ya os hacéis una idea de lo mucho que me ha gustado. Me quejaba en mi anterior reseña, la de Laguna Negra, de cómo trataba Pablo García Naranjo la acción. En este nuevo trabajo ya no le puedo achacar eso, pues ha hecho los deberes y consigue construir una acción peliculera, pero que en todo momento resulta clara y comprensible para el lector

Luces rojas y azules a su espalda. Chirriar de neumáticos y exceso de velocidad. (…)Las sirenas rompían el silencio de la medianoche. Coburn conducía en sentido contrario; atento al baile de semáforos en verde, a mantenerse firme en la carretera. Tenía una dirección en la cabeza, un navajazo en las tripas, la cadera lacerada y conducía el coche de un poli muerto. Tenía cosas que hacer y ningún plan en la cabeza. 

Laguna Negra era quizá la novela del circuito pulp que más me había hecho disfrutar, y COBURN la ha superado.

Naranjo sale reforzado en este nuevo trabajo, demostrándonos que ha dado pasos de gigante para convertirse quizá en el autor que más brilla cuando se trata de crear literatura de género, impactante y entretenida. Insisto de nuevo en los puntos que ya destaqué de Laguna Negra: un conocimiento increíble de las referencias culturales americanas, del género en el que se mueve (en este caso el género negro), y una gran capacidad para crear diálogos líricos, contundentes, que harían sonreír a Guy Ritchie.

—¿Cuánto te han pagado?

—Menos de lo que merezco, según parece. Poco dinero para lo jodido que estoy.

Haha, that quote was so badass!
Haha, that quote was so badass!

Dicho esto, pues felicitar a Tyrannosaurus Books por haber apostado tan fuerte por este autor, que en el juego de la literatura, de underdog no tiene nada. Esta ha sido una reseña ronin, ¡hasta la semana que viene!

¡Participa en nuestro I Concurso de Reseñas Ronin!

concurso ronin twitter

Advertisements

One thought on “COBURN, Pablo García Naranjo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s