LA CAJA, John Serrano

Un hombre permanece en su cabaña, amenazado por la periódica visita de una enorme máquina de metal que arranca temblores a la tierra, hasta que un día encuentra una caja de cartón entre la nieve. Gas cuida de su mujer embarazada y construye un columpio para su futuro hijo.

Los que cometen errores, pierden sus extremidades y son desterrados. Los nuevos dueños del mundo gritan desde lo que una vez fue el mar del oeste. Los hombres de negro escuchan y observan.

Paso a paso, John Serrano sigue creando sus Cicatrices horribles, con un estilo sumamente personal y una visión descarnada del mundo. En La Caja nos traslada a un escenario posapocalíptico y agonizante en el que a veces resulta difícil definir qué es la realidad.

la caja twiter

El protagonismo de la novela lo comparten dos personajes principales, como ya anuncia la sinopsis. Mediante capítulos de dos páginas, aproximadamente, alterna de un personaje a otro con un dinamismo desconcertante que no da tiempo a situarse en el sórdido mundo en el que viven.

El cielo casi opaco y empañado se tragaba el horizonte, y las rocas se levantaban en el desierto como tumbas de fantasmas, dientes roídos de una boca de impiedad que dormitaba, seca y agrietada, […]

sonora

Nos encontramos en un lugar cruento y seco, un páramo socializado y carente de piedad para aquellos que cometen alguna falta, donde lo que parece una estricta ley se lleva a cabo sin titubeos.

El hombre gordo se acerca al chico. Le dice que extienda el brazo derecho y lo mantenga rígido. El chico obedece. Mira por primera vez a la multitud. Pasea sus ojos de retrasado por todos ellos, buscando su mirada, tratando de comprender algo. Devuelve la vista a sus pies, y el hombre gordo sube el machete y luego lo baja, abriendo un gran tajo entre los dedos corazón y anular del chico que le llega casi hasta la muñeca.

Amputación_Jaime_HBO

Las historias de ambos personajes suceden de forma paralela hasta que, a mitad del relato, los azares del destino los juntan haciendo que la narración siga una sola línea y se sienta más ordenada. Ambos personajes, perturbados a su modo, han de aprender a tolerarse para llegar a un destino que parecen compartir.

El hombre asintió y le entregó a Gas el cuchillo de caza.

–Puedes volver o puedes acompañarme, pero si me atacas, te mataré.

El autor nos sitúa ante un relato psicológico en el que podemos asomarnos a la mente de ambos personajes. Lo haremos a través de sus profundas heridas emocionales, que han desarrollado en ellos una predisposición a la violencia que parece natural. La acción está dosificada y muestra a la perfección esa violencia latente en ellos.

Antes de que pudiera hablar, Gas levantó el martillo y se lo estrelló en el puente de la nariz. Y contra su cabeza cuando cayó al suelo. Una y otra vez. Y otra. Y otra. Y la sangre le bañaba por completo y se escuchaba gritar. Un grito agudo. Y pensaba que esa no era su voz. Que no le sonaba suya.

Ronin_Shanou

Quizás por mi falta de referencias, o por mi poca perspicacia, no he logrado entender el final y eso es algo que, como lector, frustra bastante. Quizás el vaivén inicial de la novela me dejó en una posición que con una relectura lograría corregir, pero el hecho es que los dos capítulos finales son un enigma para mí. A pesar de eso, la segunda parte de la novela en la que ambos protagonistas exploran el mundo y se exploran a sí mismos, logra removerte por dentro lo suficiente como para que todo lo demás no importe.

Esta ha sido una reseña ronin y debió ser leída como tal. Un ronin es un hombre sin Amo que muchas veces ha de ser autodidacta en su formación, lo que puede hacerle carecer de las habilidades necesarias para afrontar todas las adversidades. Tal vez, como he apuntado anteriormente, me han faltado referencias para comprender el rico, pero también confuso universo, que atesora La Caja.

John Serrano ha apostado por un estilo muy personal y lo ha llevado a cabo hasta el final. Esto hace que asomarte a sus Cicatrices horribles, que edita Sportula, no te deje indiferente.

imgres

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s