ORLANDO VENGADOR: CHISPA DE NOVIEMBRE, Rubén Fonseca

En una ciudad donde los caballos mecánicos tiran de pomposos carruajes, las motos no llegan a tocar el asfalto y las guerras de bandas se disputan las oscuras calles, surge Orlando, el vengador enmascarado. Un misterioso héroe, demasiado cercano a Lady Violet, que prefiere pelear a capa y espada que con potentes armas eléctricas.

Pero ¿quién se oculta tras la máscara de Orlando? Eso se pregunta tanto la banda del temible William O’Shea como el inspector Wallace. Parece que todo confluye en un punto: la mansión de Lady Conrad. ¿Se habrá traído Lady Violet un asesino, un protector, de sus viajes por Italia y España? ¿Acaso es su amante?

Una cosa está clara, Orlando solo responde a su propio código moral. No duda en desafiar a la policía y a las mafias por las justicias. Los obreros se revuelven contra su yugo, una nueva y poderosa banda con extrañas armas se organiza en secreto… la nobleza está más amenazada que nunca.

¿Conseguirá Orlando imponer la paz y la justicia en la ciudad? ¿Conseguirá proteger a Lady Violet?

orlando twiter

Con estas promesas de futurismo y violencia se nos presenta a Orlando, un héroe anclado en el pasado cuyo objetivo es acabar con los hombres que conspiraron y mataron a Lord Conrad, al que consideraba su amigo. Combate a sus enemigos cuerpo a cuerpo, renegando de las armas a distancia, en un mundo en el que abundan las armas de energía, despreciándolos por su forma innoble de luchar.

Los pistoleros sois cobardes por naturaleza y ahora mismo estás sudando porque estás acojonado.

Orlando_portada

Durante la novela se nos describe a Orlando como un muchacho joven, vestido al estilo español, con un sombrero de ala ancha adornado con una pluma y un antifaz cubriéndole el rostro. Su verdadera identidad es un misterio para toda la ciudad aunque al lector se le revela bastante pronto, haciéndole cómplice del engaño. Tanto él como su verdadero yo, cuentan con varios criados fieles que arriesgan la vida por ayudarle. El hecho de que también utilice distintos tipos de gadgets y cuente con un par de vehículos de alta tecnología a su disposición, hace inevitable que nos recuerde un poco a Batman. Pero esto no es algo que se pase por alto, porque incluso el propio Orlando se vanagloria de ello, citando a diversas parejas ilustres.

Somos un dúo invencible. Somos inseparables como Batman y Robin, Romeo y Julieta. No, espera. Somos Quijote y su Panza.

Este tono de humor desenfadado se mantiene durante casi todas las apariciones de Orlando, es un pícaro y quiere demostrarlo en cada escena.

¿Quién se esconde tras la máscara de Orlando?
¿Quién se esconde tras la máscara de Orlando?

En ese aspecto es una novela sincera: promete acción y te la da desde las primeras páginas. Es una acción que me recuerda mucho a las películas de los años ochenta, en las que prima la espectacularidad por encima de la verosimilitud, procurando que la cabeza del lector de vueltas en una espiral de estocadas, saltos y tiros.Pero no solo de Orlando se nutre la novela. Un variado grupo de villanos se enfrentan a él haciéndole brillar con más fuerza. Todos ellos con sus propias características y ambiciones, giran alrededor de él sin poder evitar el enfrentamiento a vida o muerte que nos hará disfrutar de grandes dosis de acción.

Con soltura, el espadachín enmascarado dio una vuelta sobre el techo de la limusina para observar el panorama y, después de dar otro giro de trescientos sesenta grados, lanzó uno de sus puñales, que fue a clavarse en el hombro del obrero.

Mientras tanto, Orlando, pilotando en el aire, se aproximó a una de las ruedas traseras del camión y, tras desenvainar la espada, dio un tajo a uno de los enormes neumáticos.

Si os cruzáis con Puño de Trueno dad la vuelta y corred.
Si os cruzáis con Puño de Trueno dad la vuelta y corred.

La novela se divide en tres partes diferenciadas. Durante las dos primeras se nos presenta a Orlando y su entorno, mientras lo vemos enfrentándose a diversos problemas de los que logra salir airoso. De forma paralela comienza a entretejerse una trama que lo cambiará todo. Al llegar la tercera parte los hechos se precipitan y la revolución que se había estado gestando estalla, dejándonos con ganas de conocer el desenlace, ya que Chispa de noviembre es la primera entrega de una saga aun por publicar.

Los hechos transcurren en Collieridge Road, una especie de Londres victoriana y futurista gobernada por una anacrónica aristocracia.

Esta no es una ilustración de la novela, pero se parece a la ciudad que se dibujaba en mi imaginación.
Esta no es una ilustración de la novela, pero se parece a la ciudad que se dibujaba en mi imaginación.

El autor no se recrea demasiado en ambientar y eso a veces es un problema, creando en el lector la sensación de que te estás perdiendo muchas cosas de la ciudad y lo que le atañe. En cuanto a historia se puede dejar pasar, porque al haber más entregas cabe la posibilidad de que queden en el tintero para más adelante, pero en lo que atañe a la descripción de los lugares la cosa cambia. Esto podría considerarse un recurso narrativo para agilizar la novela si no fuera porque crea dudas espaciales. Algunos lugares aparecen algo desdibujados a pesar de estar descritos con aparente detalle. Una muestra:

El interior del teatro estaba en ruinas. El recibidor, lleno de polvo. Los cuadros donde antiguamente se anunciaban los carteles de las representaciones estaban resquebrajados y las luces de neón que habían iluminado el recinto en sus buenos tiempos estaban destrozadas.

La descripción logra mostrarte con éxito un teatro ruinoso que ha visto tiempos mejores antes de su cierre, pero teniendo en cuenta que después hay un combate en él, no te dice su tamaño y no sabes del espacio real del que disponen para luchar. Esto sucede en algunas ocasiones y hace que la acción sea algo confusa.

Ronin_Shanou

La edición (yo lo he leído en versión ebook) corre a cargo de Pulpture. Es bastante correcta a pesar de algunos pequeños fallos tipográficos que se pueden perdonar. Sus páginas están adornadas con unas pocas ilustraciones bastante interesantes (dos de ellas en esta misma reseña) y los cambios de escena están marcados por un estoque.
En definitiva, si buscáis aventura, acción y elegantes bravuconadas, –es decir, entretenimiento– esta es vuestra novela. Si por el contrario buscáis decenas de giros de guión y centenares de personajes que acaparen la novela, leed Juego de tronos. Para finalizar solo me queda decir que esta es una reseña ronin, una reseña que ha sido escrita por un hombre sin amo, y espero que eso sea suficiente motivo para que me creáis cuando afirmo que Orlando vengador: Chispa de noviembre merece ser leída. Además, quiero aprovechar este espacio para retar a Rubén Fonseca a continuar esta saga (¿con qué nos sorprenderá Lady Kay?) y a que logre que solo pueda escribir cosas positivas en su respectiva reseña. Aunque te advierto que no será fácil, soy un ronin con la espada muy afilada.

Espero no encontrarme uno de estos en mi garganta esta noche.
Espero no encontrarme uno de estos en mi garganta esta noche.

 

 

Advertisements

4 thoughts on “ORLANDO VENGADOR: CHISPA DE NOVIEMBRE, Rubén Fonseca

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s