UNA NOCHE DE VEINTE MIL AÑOS, Iván Guevara

La novela que vamos a reseñar está luchando por salir adelante a través de una campaña de verkami. Puedes apoyar aquí:

http://www.verkami.com/projects/12018-una-noche-de-veinte-mil-anos

Sin preámbulos, sin adornos, despertamos junto a Dan Morgan en medio de la nave Homaro IV. Dan, ingeniero de a bordo, va recuperando lentamente sus funciones corporales a medida que se acerca al ordenador de la nave. Con horror, Dan Morgan comprueba que nada es lo que debía ser. Su criogenización, programada para 114 años, ha durado veinte mil.

Dan acaba de despertar de UNA NOCHE DE VEINTE MIL AÑOS…

 

¡Chan chan chan!

3

 

El estilo va al grano y desde un principio nos mete de lleno en el tema. Nada en la Homaro IV es lo debía ser, de eso nos damos cuenta ya en la página 2. A medida que Dan camina por la nave, vamos conociendo el contexto de la novela. Por ejemplo, la misión colonizadora de la expedición o la presencia a bordo de la bióloga Miriam Flanagan, la chica de Dan Morgan.

verkami_d81679b2878e5f3df77ca194910cd33f
Miriam Flanagan, la amada de Dan.

Mientras Dan Morgan se abre paso por los pasillos de la Homaro IV, persisten sus tribulaciones: ¿qué ha podido fallar? Reanimar los cuerpos de los tripulantes, la elite de la Confederación Tierra-Luna, pero sobre todo traer de vuelta a su amada, será la motivación del ingeniero.

Después de conocer el sorprendente e imprevisto destino hacia el que avanza la Homaro IV, Dan sigue adelante con su investigación. Desde el primer momento podemos experimentar su sensación de desamparo. Es lo poco que sostiene las primeras 10 páginas del relato, pero también es cierto que está muy logrado. Algo de agradecer, siendo en un principio el único recurso del escritor para mantener nuestra atención en la historia.

El grito de quien pudiese ser el último hombre vivo en el universo se hizo sentir en toda su dimensión. Alguien podría decir que la humanidad entera se estremeció al oír aquel grito y también habrá quien opine que el propio Dan Morgan fue el único en escucharlo. Lo más espantoso del caso era que, por lo que él sabía, puede que ambos estuviesen en lo cierto.

A pesar de todo, Dan Morgan no enloquece, pues cuenta con su carácter pragmático (es un ingeniero) y su peculiar sentido del humor (es un ingeniero) para combatir esta desesperación.

Hizo su pedido a la expendedora de raciones y lo tuvo listo en doce segundos. ¡Ojalá la Cámara Principal le hubiese respondido con la misma eficacia!

 

1

Durante unas páginas todo continúa así. Algo repetitivo, y uno se pregunta dónde están todas las amenazas que nos prometía la sinopsis. Pero el giro que se proponía hacer Iván Guevara cada cierto número de palabras, ese giro que, nos dice, es heredero del tipo de historias que homenajea, llega por fin.

 

Por primera vez, desde que acabara su larga noche de veinte mil años, se sintió paralizado. Con las palmas de las manos apoyadas contra la cristalina pared, miraba a través de ella intentando adivinar qué había sucedido, escudriñando cada rincón en la semipenumbra de la sala contigua. No sabía qué hacer.

 

Encuentro muy conseguida la contraposición de la nave que recordaba Dan y aquella en la que camina ahora. Es la misma nave, claro. Pero el autor se encarga de mostrárnosla reflejada en los recuerdos de Dan, de tal forma que adquiere la dualidad de las dos caras de un espejo, o la separación del mundo consciente de la pesadilla.

Nada parecía haber cambiado desde la última vez y, por supuesto, no había otro ser humano más que él en el recinto.

 

A partir de aquí, contaros lo que os vais a encontrar sería arruinaros la sorpresa. Baste decir que hay dos giros que consiguen captar la atención del lector, el segundo de ellos no solo cambiando la historia, sino incluso el tono narrativo y los recursos empleados. Hacia la página 40 se produce el conflicto, cuando Dan Morgan descubre que no está solo en la nave, o mejor dicho, cuando lo que hay en la Homaro IV descubre la presencia del ingeniero…

5

UNA NOCHE DE VEINTE MIL AÑOS no es una historia de acción. En este sentido, creo que Iván Guevara debería revisar la sinopsis que ha compartido la página de Verkami cuando edite el libro. De lo contrario le va a pasar como a Shyamalan con sus películas que no eran de terror.

Iván M. Night Guevaraman
Iván M. Night Guevaraman

¡Parásitos intergalácticos!
¡Conspiraciones extraterrestres!
¡Mundos que desaparecen!
¡Muertos vivientes!
¡Romance planetario!
¡Terror psicológico!
¡Pistolas de rayos!
¡Violencia gratuita!

¿Por qué digo esto? Porque me recuerdo a mí mismo leyendo las primeras 20 páginas con cierta impaciencia, esperando los aliens, los robots, los disparos de láser… y eso casi impide que disfrute la historia por culpa de las expectativas que me había creado.

UNA NOCHE DE VEINTE MIL AÑOS brillará con mucha fuerza dentro del universo de los bolsilibros. Es una historia excelente construida con los pocos elementos que permite su trama, que es la historia de un ingeniero en una nave que ha cambiado el rumbo y que está aparentemente vacía. Eso demuestra un gran trabajo de guión.

El espacio
El espacio es casi uno de los protagonistas

Una vez retirados los escudos protectores, la mayor parte de la cúpula se tornaba transparente, dejando ver el hermoso y a la vez desolador paisaje de la inmensidad cósmica.

Yo la calificaría como una novela corta de suspense en el espacio. En ella hay tres motivos que ejercen como leitmotiv de forma muy efectiva. Serían la soledad del protagonista en medio del espacio, el impulso de su amor por Miriam Flanagan, y de un modo más global, menos concreto, la idea de la noche y el sueño, hasta el punto de que hay momentos en que dudamos si de lo que sucede es real o está dentro del mundo onírico.

Y cuando los niños pregunten, les diremos que se llama Miriam. Miriam, como mamá. Porque, como ella, es capaz de iluminar la noche más oscura.

 

En cuanto a los giros que comentábamos, y que Iván Guevara nos prometía, pues no me han defraudado: juegan con la información que tenemos, lo que hace que sean creíbles y queramos seguir leyendo más.

Podría criticar cosas, como por ejemplo, cierto desequilibrio en los cambios entre  narración y desglose de información, es decir, entre el presente de Dan y la contextualización del mundo en el que vivía. Pero esto solo lo he notado en las primeras páginas, y además tampoco desmerece la obra en su conjunto, una obra que tiene un ritmo no solo muy acertado, sino creo que también muy trabajado.

verkami_7cab88388de542d4f175417f676a55bc

Y es que este es un proyecto personal. En el que advierto dos elementos que, cuanto menos, deberían provocar nuestro respeto: pasión y trabajo. Por supuesto, ganaría con la ayuda de un editor (me refiero a un editor que ejerza como tal) pues puliría los pocos peros que le he encontrado. Pulpture, Dlorean, Neonauta, Tyrannosaurius… UNA NOCHE DE VEINTE MIL AÑOS se os ha escapado, y va a ser un melocotonazo de miedo.

roninn

 

Esta ha sido una reseña ronin, escrita por un hombre sin Amo. No tengo lazos con Iván Guevara, ni mi honor me permitiría hablar bien de su novela si esta no tuviera merecimientos literarios.

Fui yo quien contactó con el autor, ofreciéndome a analizar su historia antes de que acabara su campaña de verkami. Normalmente no daré un paso al frente para defender una historia de esta manera, pero el caso es que UNA NOCHE DE VEINTE MIL AÑOS me ha gustado mucho. En ronins literarios apostamos por la narrativa de entretenimiento y en esta novelita hemos encontrado todos los elementos que hacen disfrutar de una lectura.

Si por los elementos que te hemos presentado, crees que pasarás un buen rato leyendo UNA NOCHE DE VEINTE MIL AÑOS, recordarte que esta sigue adelante con su campaña de verkami, que puedes apoyar aquí:

http://www.verkami.com/projects/12018-una-noche-de-veinte-mil-anos

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s